Diligencia debida de bienes raíces comerciales

La diligencia debida es el proceso de “hacer su tarea” en la propiedad que está pensando comprar como inversión. Es el proceso de verificar, verificar dos veces y confirmar cualquier información importante que se utilizó para determinar si la propiedad es una buena, promedio o mala oferta.

La diligencia debida se puede dividir en tres partes principales especializadas: física, financiera y legal.